26.12.12

Las canciones del banquete

Como en otro post os hablaba de las canciones de la ceremonia religiosa, ahora os voy a contar cuales fueron nuestras canciones del banquete, por si os dan ideas.

Entramos en el salón con una de las canciones favoritas de mi marido, que resultó que puso a todo el mundo en pie y animó el ambiente, aunque no se trate de una canción romántica convencional. Fue "Highway to hell" de AC/DC.

Cortamos la tarta con una de mis canciones favoritas, esta vez más romántica, "Somebody to love" de Queen.

Durante el banquete hubo de fondo música de jazz.

Estas son las canciones que elegimos para repartir los detalles de los invitados, por este orden, aunque la verdad es que no recuerdo si se pusieron todas:


Accidentally in love COUNTING CROWS
Viva las Vegas ELVIS PRESLEY
Hey Baby BSO DIRTY DANCING
Sweet home Alabama LYNYRD SKYNYRD
Respect ARETHA FRANKLIN
Walking on sunshine KRATINA AND THE WAVES
New York New York FRANK SINATRA

Abrimos el baile con "That´s amore" de Dean Martin, y lo cerramos con "Estando contigo" de Marisol.













19.12.12

Libros de firmas

La opción del libro de firmas debéis pensarla. Yo en un principio no lo puse, pero mi familia me dió la sorpresa el día de la boda de llevar uno y pasarlo a la gente sin que yo me enterara para firmarlo, y la verdad es que me hizo mucha ilusión. Queda después como un bonito recuerdo con palabras de las personas que más te quieren.

Hay muchas opciones de libros de firmas, y muchas maneras de personalizarlos. Por ejemplo, en dónde hicimos las invitaciones también ofrecían libros de firmas a juego.

En algunas webs he leído una forma muy original y que me ha encantado de hacer un libro de firmas para el día de la boda. Consiste en poner piedras, más o menos planas, para que escriban los invitados en ellas, con un boli de esos que no se borran que usamos para escribir en los CDs, y luego meterlas en un jarrón de cristal, que nos servirá como un bonito recuerdo de la boda y que podremos poner en casa para tener siempre presentes esas palabras de cariño ¿A que es bonito?

14.12.12

Carrito de palomitas

Me encanta la idea de poner un carrito de palomitas durante el baile a modo de recena. Me parece ideal, sobre todo si celebras tu boda en una finca. ¿Qué opináis?

11.12.12

Cómo guardar el vestido de novia

Respecto a cómo guardar el vestido una vez pasado el gran día, en la tintorería me recomendaron guardarlo envuelto en una sábana vieja lavada solo en agua para que no tenga rastros de detergente y sin planchar, y una vez envuelto, metido en la funda transpirable que te suelen dar en la tienda del vestido. Lo mejor es tenerlo en horizontal, lo más extendido posible y evitar dejarlo colgado porque con el peso se puede deformar.  

Me dijeron que dentro del canapé estaba bien, pero que lo dejara abierto un rato una vez a la semana para que se airee. Por lo visto al vestido no le viene bien estar hermeticamente cerrado todo el tiempo.

El precio de la tintorería haceros una idea que rondará los 100 euros.
 

10.12.12

El novio

El novio puede ir de traje (media etiqueta), de chaqué o de frac.

El Chaqué es la prenda de máxima etiqueta. El pantalón es negro, de corte clásico, con dibujo rayado en color gris y sin vuelta. Si el novio lleva este atuendo en aconsejable que el padrino lo lleve igualmente, y además, lo podrán llevar los testigos.

El frac, es una prenda de máxima etiqueta para grandes ocasiones, pero solo se puede utilizar en bodas que empiecen a partir de las siete de la tarde, según el protocolo.

El smoking nunca se debe utilizar para bodas, ya que a pesar de ser una prenda de etiqueta, solo está indicada para fiestas de noche.

En cualquier caso la camisa debe ser blanca, y si se se van a llevar gemelos, con doble puño.

Mi marido llevó chaqué con el chaleco azul y la corbata naranja, a juego con mis flores, y mucha gente le felicitó por la combinación. Además, el fotógrafo aprovechó este juego de colores para hacernos fotos en blanco y negro dejando solo en color su corbata y mis flores (ambas naranjas) y quedaron muy bonitas.

Además del chaleco y la corbata, los complementos del novio son los siguientes:

1) El reloj, que suele ser el reloj de pulsera de la pedida. Mi marido llevó un reloj de bolsillo con sus iniciales grabadas, que le regalé hace unos años.

2) Los gemelos, en camisas con puños dobles. Este fue mi regalo de pedida, unos gemelos de oro.




















3) Cinturón o tirantes: Puede usar un cinturón fino de cuero o unos tirantes, según con lo que se sienta más cómodo. Si alquila el chaqué, seguramente el alquiler incluirá unos tirantes.

4) Zapatos: Si el traje es oscuro, los zapatos deberán ser de cuero negro y con la punta redondeada, de este estilo:


5) Calcetines: de hilo y color negro.

6) Pañuelo, combinado con la corbata y el chaleco, en el bolsillo delantero. Puede elegir entre llevar el prendido, el pañuelo o ambas cosas a la vez, aunque a mí me parece que puede quedar un poco recargado. Eso ya es cuestión de gustos.

7) El Boutonniere o prendido de flores a juego con el ramo de la novia. Suele colocarse en el ojal de la solapa, pero mi marido optó por ponerlo en el bolsillo ya que en el ojal en este caso le quedaba muy alto.
 

Las joyas de la novia


Una novia suele llevar pocas joyas. En la mano izquierda llevará el anillo de pedida. Si éste es de oro blanco y quiere llevar una pulsera en esa muñeca, deberá ser también de oro blanco (o de plata con un baño de rodio). En la mano derecha se pondrá únicamente la alianza de boda. Es importante acordarse de poner el anillo de pedida en la mano izquierda, para no deslucir las fotos a la hora de colocar la alianza de matrimonio.

Los pendientes dependerán del tipo de vestido y del peinado. Si el vestido que llevas es palabra de honor, puede admitir también un pequeño colgante, pero en este caso te recomiendo llevar también unos pendientes cortos para no ir demasiado recargada. El pelo suelto o semirecogido admite pendientes de mayor tamaño que los recogidos. Lo mejor es llevártelos a la prueba del vestido, el mismo día que también te hagas la prueba de peinado y maquillaje, ya que por ejemplo, pensé que me compraría unos pendientes más pequeños, pero cuando ví los míos con el vestido, el peinado y la mantilla, todo en conjunto, no parecían tan grandes y quedaban perfectos.

 En mi caso no quise perlas porque no suelo llevarlas nunca y quería ser fiel a mi estilo. Además, hay por ahí una leyenda que dice que si llevas perlas en tu boda, estas representan las lágrimas que derramarás.... eso ya depende de si eres supersticiosa o no ;-). De todas formas, hoy en día hay muchas posibilidades a la hora de elegir los pendientes que quedarán igual de bien y te permitirán llevar tu propio estilo.

Como ejemplo de las joyas de la novia os dejo unas fotos de mi pulsera, mis pendientes y mi peina, que, además del anillo de pedida, fueron las joyas que llevé. Los pendientes y la peina eran del mismo material, plata con marcasitas. La pulsera, que me regaló una amiga, quedaba muy bien con mi anillo de pedida,  ya que eran muy parecidos.








3.12.12

Consejos para la novia en el día de la boda


Para colocarse el vestido hay que poner los brazos hacia arriba para proteger el peinado. El vestido se pone por delante y para abrochar la cremallera hay que ponerse en jarras.

El anillo de pedida pontelo en la mano izquierda y, si te pones pulsera, también en esa mano, ya que en la derecha te pondrán la alianza y lo mejor es que se luzca solo en las fotos.

            Para andar la novia tiene que procurar ir siempre hacia delante con pasos cortos y si tiene que girar tiene que recoger el vestido con la mano contraria a la del giro, es decir si gira hacia la derecha tiene que coger el vestido por el lado izquierdo. Para coger el vestido hay que ayudarse levantando ligeramente la pierna para que pueda dar un pellizco a las telas.

En el coche hay que entrar por la puerta contraria a la que hay que salir. Se levanta la cola del vestido y la novia se sienta sobre el can-can. Deslizándose hasta el otro extremo del asiento, colocando la cola y el velo lo mejor posible sobre el asiento. Para salir pone el pie en el suelo y va andando despacito tirando de la cola hasta que esté toda  en el suelo.
Para subir las escaleras el pellizco hay que darlo en el centro de la tela para poder levantar los pies uno detrás de otro. Una vez subidas las escaleras hay que volver a colocar la cola y el velo antes de entrar en la capilla.

Si es posible los niños irán delante de los novios. Si vemos que dan guerra, irán detrás. Si no hay niños de arras, los anillos los lleva el padrino y las arras las lleva la madrina.

La novia irá cogida del padrino con el brazo derecho y en el izquierdo llevará el ramo apoyando el codo a la altura de la cadera. Si al subir las escaleras o en cualquier otro momento que esté cogida del brazo del padrino necesita la mano para subirse el vestido, cambiará de mano el ramo, sin dejar el brazo del padrino y utilizará la mano izquierda para ayudarse. En cuanto pueda volverá a coger el ramo con la izquierda y en igual posición.

Hay que procurar que todo el mundo esté dentro de la iglesia a excepción de la novia, el padrino y las hermanas o amigas que colocan la cola.

Una vez colocada la cola la novia avanzará lentamente hasta el altar. Allí la esperará el novio que subirá con la madrina a los asientos por la mano izquierda, colocándose la madrina en el primero de la izquierda y el novio dejara un hueco y se colocará en el siguiente. El padrino junto con la novia subirá por la derecha, colocándose la novia entre la madrina y el novio y el padrino en el primer asiento de la derecha.

A la novia le colocarán la cola. Le levantarán un poquito la cola para que se siente encima del can-can y así poder extenderla perfectamente. Si hay reclinatorio la novia dejará el ramo apoyado encima y si no lo hay le dará el ramo a la madrina durante la ceremonia.
 
Para el baile hay que recoger la cola con la mano derecha (por debajo). Mas tarde hay que colocar un imperdible gordo (de los de seguridad de bebé) cogiendo la cola por detrás pellizcando la tela más o menos en el centro de la cola. Se pincha desde dentro hacia fuera, allí se enganchan las capas y se vuelve a meter la aguja para cerrar el imperdible. Después se puede decorar el recogido con un broche.

2.12.12

Mi ramo de novia y algunos consejos para elegirlo

El ramo se debe encargar unos 15 días antes de la boda, si está hecho con flores frescas, pero deberéis ir definiendo antes lo que os gusta, en función de cómo hayáis elegido el vestido y de vuestros gustos y preferencias en cuanto a flores, colores y la forma del ramo.

Hay que tener en cuenta:

1) Longitud de la cola y forma del vestido
2) Color del vestido
3) Época del año. Si son flores frescas, se deberá tener en cuenta la flor de temporada
4) La estatura y la silueta de la novia: Si la novia es de estatura baja, el ramo deberá ser pequeño y tipo bouquet, y si es alta, puede permitirse un ramo en cascada.

Si el vestido tiene cola, admite muy bien un ramo en cascada. Este tipo de ramo deberá tener una longitud acorde tanto con el largo de la cola, como con la altura de la novia. Aquí os podrá aconsejar el florista, al que debéis llevar una foto del vestido.

Si el ramo es tipo bouquet, mi opinión personal es que quedan más finos si no tienen demasiado largos los tallos y si no se ven, es decir, que vayan rodeados por una cinta, preferiblemente de tela. Pero eso es gusto personal.

En cuanto los colores, queda muy bonito, si algunas flores del ramo hacen juego con el color de la corbata del novio. También se puede combinar con el color de los zapatos de la novia, que ya no tienen porqué ser blancos.

Una cosa que yo hice y que me sirvió para decidirme en cuanto a los colores del ramo, fue hacer montajes con Powerpoint de mi vestido con ramos de distintos colores. Me fue muy útil, os lo recomiendo.

El tipo de flores que yo escogí fueron las preservadas, ya llevan un tratamiento por el que duran muchos años como si estuvieran frescas, y ni manchan, ni pesan, ni se marchitan. A mí me gustaron, porque además de ser bonitas, permitían más creatividad, usar flores aunque no sean de temporada, e incluso tuve prueba de ramo como del vestido. Unos 15 días antes de la boda, tuve una cita con la florista para que viera como llevaba el ramo y si me gustaba o quería algún cambio. El resultado superó mis expectativas y unos días antes de la boda ya tenía el ramo en casa y sabía que era perfecto, lo que me dió tranquilidad. Lo compré en Lunaria.

Respecto a los precios, los de las flores frescas rondan los 120-150 euros y el de flores preservadas a mí me costó 170 euros.

Además compré un ramito pequeño a juego que llevó una damita de honor de 2 añitos, y que luego le regalé a una amiga, ya que el mío se lo regalé a mi hermana.

Respecto a mi ramo, tenía claro que quería que tuviera orquídeas, rosas y jazmines, ya que todas esas flores tienen un significado especial para mí. Además, quería que fuera con un poco de cascada pero sin ser demasiado grande, ya que me parecen más cómodos de llevar que los bouquets y evita el que puedan ponerle un tallo demasiado largo, que a mí personalemente no me gusta. 

Para terminar os dejo unas fotos de mi ramo para que lo veáis


¿Os ha gustado mi ramo?¿Llevaréis flores preservadas o frescas?

La organización de la boda

Para organizar toda la boda, yo me compré una libreta (de esas molesquines decoradas tan monas) en la que ir apuntando todos los pasos que ibamos dando, con anotaciones  direcciones, visitas, de primeras impresiones, opiniones y decisiones finales, etc.... Además, de ser una guía para la organización, después sirve como un bonito recuerdo.

También es necesario llevar una agenda, para anotar todas las citas que vayan surgiendo.

Para la lista de invitados lo mejor es una hoja de EXCEL, donde ir poniendolos por parejas o familias en filas, y en las columnas los nombres y si ha confirmado la asistencia y por cuantas personas, separando adultos de niños. Tengo plantillas que os puedo enviar por correo electrónico si me dejáis vuestra dirección.

El tiempo ideal para la preparación total es de entre 6 y 9 meses. Con ese tiempo es más que suficiente para no tener que estresarse, y sin obsesionarse demasiado con los detalles. Si os organizáis bien, podréis ir mirando cada detalle, pidiendo presupuestos y contratando servicios con el tiempo suficiente para llegar al día de la boda sin prisas.

Lo más importante es que disfrutéis de los preparativos y toméis todas las decisiones juntos sin dejaros llevar por los nervios o el estrés. Es tan importante y tan bonito como el día de la boda.

En el caso de que no tengáis tiempo para las búsquedas, o estéis en otra ciudad y necesitéis alguien que os lo organice, la contratación de una empresa de Wedding Planner os será de gran utilidad.